Humor político

La grieta en Juntos. Por Cristino Kallen.

El anuncio de Don Alberto de llamar a elecciones el 8 de abril movió todas las estanterías y puso en marcha los motores, pero además ahondó la grieta en el oficialismo gobernante, estimado Pirilacha.

Compañero Cristino, Ud. siempre ve abajo del agua, en donde nadie se anima a incursionar. ¿De qué grieta en Juntos? A mí me parece que cruje por todos lados y las grieta son innumerables.

Me refiero a la grieta más mentada, que se profundizó luego de los diferentes rumbos que tomaron La Emperadora y Heidi.

Pero el destino las une, por lo menos en las vacaciones. Las dos eligieron Las Grutas para descansar. Claro que mandaban “enviados especiales” para ver cuál “Bajada”  elegía cada una, aunque solo una vez estuvieron cerca cuando las dos con balde en mano construían castillitos de arena.

Durante el fin de semana los juntistas se reunieron en Villa Regina para un Congreso “pour la galerie”, aunque La Emperadora intentó una demostración de fuerza hasta con un colectivo pero a último momento suspendieron la idea por falta de militantes. Estaban todos de vacaciones. Aparte el cónclave de Regina venía pa aburrido porque El Tito se quedó en Cipo. Bajó la bandera de la Regata, pasó de largo y se fue a escuchar buena música a una Bajada de Las Grutas.  Volvamos a la grieta.

El asunto es que tanto La Emperadora como Clau o Heidi pretenderían un lugar expectante en la lista Sábana de legisladores para acompañar a Don Alberto el próximo 8 de abril por ser “weretilnistas” de la primera hora y para descansar en el “colchoncito” de morlacos que puede hacerse en cuatro años. Tampoco la pavada.

Es muy difícil, imposible, que vayan las dos juntitas. ¿Podrían ir una en la Sábana  y la otra en el circuito?

No, las dos quieren en la sábana. Es más seguro. Cargo en mano, poto en sábana. Viendo el panorama no deberían hacerse muchas ilusiones porque los lugares expectantes están para las chicas de otros pueblos con más caudal electoral que Allen.

El problema es que si la dejan afuera a La Emperadora, podría llevar sus caudales a otras fuerzas que están sumamente interesadas.

¿Y si Clau o Heidi queda nuevamente afuera? Acuérdese que en el 2015, Normita se quedó con la banca con la ayudita de La Emperadora y allí comenzó la grieta de Juntos Estamos Todos Desparramados.

Puede pasar, aunque hoy la llave la tiene Heidi. Contaría con los porotos (votos) para determinar la fecha de las elecciones municipales y con bronca por quedar desplazada podría mandarte los comicios pegados con las Presidenciales y allí van a quedar todos más desubicados que caballo arriba de un techo y veremos cuántos pares son tres botas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *