Humor político

¿Fin de la Patria Currera?

Por Cristino Kallen.

Encontré al otrora ex militante tacuarista siempre ligado a los asuntos económicos de los gobiernos que se van sucediendo Anastasio Currini, con la cara larga.  Preocupado. Igual que un marinero al que le robaron el barco. Desconcertado y triste en el puerto, sin saber qué hacer.

Cristino se acabó lo que se daba. Llegó el momento de hacer las valijas y partir rumbo al exilio. Desensillar hasta que aclare, como decía el General.

Qué costumbre de citarlo siempre, incluso hasta en los momentos menos deseados. A usted se le terminó un gran negocio de varios años, asesorando a La Patria Imperial. ¡Déjese de joder!

Soldado que se exilia, sirve para los próximos curritos. El que venga o la que venga, seguro necesitará de mis servicios en el negocio político económico.

Con razón vi fotos de la docente La Norteña y de Don Tito pinchadas con alfileres en algunos despachos oficiales. Hay bronca.

No es para menos. De los 6 palitos para todo el año que llegarán a las arcas allenses no queda nada para La Patria Imperial, ni un rasguño. Se terminó el  mantenimiento de edificios escolares, el transporte escolar, provisión de alimentos, mantenimiento escolar e insumos. ¿Qué pasó con el compre local?

Con el curro local querrá decir. Los concejales pusieron el grito en el cielo y una miembro del Tribunal de Cuentas se le pasó todo el año pasado preguntando: ¿Por qué siempre ganan las licitaciones los mismos tipos? La respuesta fue un cachetazo con un diario regional por la cabeza y me contaron que alguien la salvó de que le incrustaran una abrochadora por los cachetes. Todo por andar metiendo las narices en los negocios del poder.

Mi tristeza no tiene fin compañero Cristino. Los yogures, los fidedos, las milanesas, la lavandina y los trapos de piso ya fueron adjudicados a otros por todo el 2019. Esto es peor que lo que le hizo Macri a las empresitas del kirchnerismo. Con decirles que nos cerraron la puerta pa disparar.

No creo que sea para tanto. Algunos amigos de la Patria Imperial hicieron un colchoncito que les permite el aguante hasta el 2025. Si se quejan es de llenos.

El problema lo tiene “El Buey” que ahora toma agua turbia porque se incorporó hace poco a La Patria Imperial y se quedó sin resto.

Y  pensar que cuando lo conocí le decían el “Hormiga Negra” porque “palito que encontraba se lo llevaba pa la casa”.

Menos mal Anastasio Currini que no dimos nombres porque si no arde el sultanato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *