Humor político

Por Cristino Kallen, el más mejor.

Entre la proyección de Maduro al expresar que “había viajado al futuro y estaba todo bien” y el humilde aporte de La Emperadora de que “será difícil que alguien la supere”, podría decir compañero Pirilacha que ayer visité el busto que inmortaliza a nuestro fundador don Patricio Piñeiro Sorondo y en diálogo con él, me dijo que “había estado con Simón Bolivar y éste le aseguró que a Nicolás le estaban dando del rhüm barato que enloquece las neuronas y que no entendía cómo su sucesora (La Negrita) tenía el ego tan alto, casi 10 veces más que su estatura”

Le ganó por goleada al equipo de La Humildad, pero ella siempre nos tiene acostumbrada a declaraciones estridentes. Disculpe Cristino, ¿Cómo hizo para hablar con Don Patricio? Tengo la sensación de que debería cambiar de tinto y dejar de comprar el cabernet en los súper orientales o baje la dosis de Vick Vapo Rub.

¿Se acuerda cuándo le pidió una tregua a los chorizos de Allen para estar tranquilitos durante la Vuelta de Ciclismo? y otras frases que han hecho historia. Será imposible que alguien la iguale.

Deberíamos juntar firmas y después ponerles el cuchillo en la panza a Heidi y sus Lores así cambia la Carta Orgánica y permiten que La Emperadora se quede para siempre. Además,  ella dijo que le gustaría seguir siendo la Intendenta del emirato gasífero, aunque humildemente podría estar “en el lugar que se necesite”. No la veo barriendo calles o tapando pozos.

Empecemos a laburar en el operativo clamor con un plebiscito que diga: “Para que se quede La Negrita” o “Para que no se vaya Ella”. Le aseguro que ganamos por goleada. Intentaré interesarla a La Necesaria y su buffet que para esto le sobran bibliotecas y encomendaré a la Dra. Banana para que vaya disponiendo los morlacos que hagan falta y mover la militancia.

Ya me entró la angustia. ¿No sabe cómo nos vamos a aburrir cuando se vaya? Terriblemente empelotante la vida sin ella en el sillón de Palacio.

Ni me lo diga, vea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *