Humor político

Nueva marcha radical.

Por Lontita. Informe especial para Cristino Kallen

Uno adentro y otro afuera y las palabras impugnación, expulsión, raje, proscripción, arden, son las que se conjugan hoy en el Comité Radical de Allen, cuando todo debería ser “que se doble pero que no se rompa”. Todo mal Lontita. Es que los tiempos que vivimos, amigo Boina Blanca,  marcan como blandones los pecados cometidos en el pasado. Y así no ma deberá ser. Al final tanto quilombo, tantos candidatos que quedó uno solo: Juanjo Marín, El Inmobiliario. Entró y salió. Salió y entró y ahora vino para quedarse con la corona de la candidatura y la fusta bajo el brazo, dispuesto a la carrera por el sillón municipal.  Este parto político radical se ve empañado por todo lo que pasó anteriormente en donde parece que quien hizo perder a La Nena, o  La Porota, que creyó jugaba en las Grandes Ligas Europeas (según su parecer) y terminó frustrada en la Liga Kongolense de Soccer,  fue el propietario de la FM Chiqui Bumba, don Eduardo Chavarría porque dijo inclinar su poderosa influencia en pos de Arabela Carrera de Juntos Somos Todos de Weretilneck. Con tanto poder, ahora lo quieren proscribir. ¿Qué pasó Lontita? No puede ser. Acá se creen que el Comité es un Shopping en donde podes venir y salir cuando quieras de acuerdo a tus ambiciones. ¿Y la disciplina partidaria? Disculpe Boina Blanca, se acodaron tarde porque más de uno hizo lo mismo y no le dijeron nada. Así que ahora como dijo Francella: ¡A comeeeerla!….

Dejé al correligionario confundido, enojado y nervioso, aunque le propuse un tecito Cachamai para que se cure. No aceptó la propuesta y siguió masticando en silencio. No había llegado a la Rotonda cuando un autor y compositor de cuna irigoyenista saca un papel y dice: Esta es la Nueva Marcha Radical Adelante Proscripción. Y dice así:

Adelante radicales

Adelante a proscribir

Al Gordito Chavarría, adelante sin cesar.

¡Viva Lore! ¡Viva el Cacha!

Y el partido radical.

Que lo rajen al Gigante del partido radical.

Que se vaya con Sabina, el Alberto y la Claudita

Así nosotros Boinas Blancas, marcharemos sin cesar.

Adelante radicales, adelante a proscribir.

El primero es el Gordito, el segundo quién dirá 

Porque el pueblo pide a gritos: Chau Edgardo,  Chau Gigante.

y el triunfo radical.

¿Pero ahora quién nos vota?

¡Ni  el partido radical!    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *