Política

Un debate con los 10

¿Es bueno o es malo que se hayan presentado 10 candidatos para sentarse en el mullido sillón de Sabina Costa el próximo 10 de diciembre, previo paso a los comicios del 23? Algunos opinan que el próximo Intendente no tendrá consenso para gobernar porque estiman de antemano que se repartirán algo menos de 3 mil votos y con esa cifra resultan poco representativos ya que el resto de los vecinos- unos 18 mil- no se sentirán contenidos por el nuevo Intendente. Esta opinión da por tierra a la capacidad del nuevo jefe comunal y su equipo, que tengan para buscar consensos en cada acción de gobierno porque no será el primero que gobierne en total y absoluta minoría. Dependerá de las aptitudes de negociación democrática de cada concejal o fuerza política legislativa. Una cuestión difícil de encontrar si miramos uno poco para atrás. No mucho. En donde negociar era igual a humillarse.  Entregarse. Algunos interpretan que el haber ganado en las urnas, te convierte en dueño y señor de todas las decisiones sin tener que rendir cuentas de nada. Negociar, llegar a acuerdos,  es la esencia del trabajo legislativo.

Si lo vemos desde un punto de vista positivo, que se hayan presentado tantos candidatos podría interpretarse como una demostración de amplia participación democrática en un lugar en el mundo en donde resulta harto difícil encontrar 10 ideologías distintas, 10 propuestas distintas, 10 candidatos diferentes, que puedan marcar la posibilidad para que 21 mil electores puedan elegir y hacer la diferencia.

Ahora, la realidad muestra que de los 10 candidatos, en su mayoría,  provienen de la falta de consensos de los partidos tradicionales (UCR/PJ) que ni siquiera pudieron ir a elecciones internas como hacían antaño o lograr un candidato nacido de  acuerdos políticos trabajados. Tan solo uno o dos provienen de sectores independientes.

Que haya 10 candidatos podría implicar también desmedidas ambiciones personales y sectoriales para gobernar un municipio que por sus recursos está a punto de convertirse en un emirato árabe por su gas, acompañado por la producción ladrillera y frutícola.

Sería bueno para la salud democrática de Allen un debate serio, sobre cuatro temas básicos, siguiendo las reglas del debate tradicional, en un lugar amplio para que todos participen. ¿Será mucho pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *