Humor político

¡Qué Fernández ni Fernández, FERNÁNDEZ!

La que manda es Ella y la que persigue también. El plan kirchnerista es ponerlo a Alberto al frente para que el mundo crea que ahora se van a portar bien. Hay una manera simple de explicar y entender lo que significa la candidatura presidencial de Alberto Fernández: es la primera vez en la historia de la humanidad que un candidato a vicepresidente anuncia quien lo va a acompañar como candidato a presidente. Todo dicho. Así comienza la columna de humor político de Alejandro Borensztein en su edición dominical del diario Clarín, una  manera de entender e interpretar el impacto que produjo en la política argentina el anuncio de Cristina Kirchner. La columna sigue así: Antes de felicitarlo por la nominación quisiera pedirle a Alberto Fernández, dado que esta semana él mismo reveló la lista de jueces a los que el kirchnerismo tiene pensado cortarle las bolas en caso de ganar, si sería tan amable de entregar la lista completa de todos los ciudadanos argentinos a los tienen planeado pasar a cuchillo, así aprovechamos estos últimos días del Hot Sale de pasajes. Desde ya, muchas gracias. Pese a la sorpresa inicial, con el correr de la horas se pudo entender cuál es la verdadera estrategia que pergeñaron Cristina, Máximo y Parrilli en el cuartel electoral geopolítico del Instituto Patria, más precisamente en la mesita que hay entre la alacena y la heladera. Es la misma mesita que usaron en 2017, 2015 y 2013. La guardan de cábala porque ahí se les ocurren las grandes genialidades. Está claro que el plan es ponerlo a Alberto Fernández al frente del kirchnerismo para que el mundo crea que esta vez se van a portar bien y que ya no van a volver a ser esa simpática batucada de autoritarios, ineptos y corruptos que el mismo Alberto Fernández denunció durante 8 años. Si gana, lo van a dejar jugueteando un rato en el Sillón de Rivadavia mientras van a ir operando en la Justicia para cerrar todas las causas penales, les van ir cortando las bolas a los jueces (de hecho fue el primer anuncio de la plataforma electoral) y después, ya con el camino despejado, asumirá Ex Ella y listo. El único detalle que todavía no le explicaron a Alberto es que el puntito rojo que le apareció en la frente no es un lunar. (Continúa en:  https://www.clarin.com/opinion/fernandez-fernandez-fernandez_0_iwJC73S_t.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *