Humor político

¿Quién es el loro? Por Cristino Kallen

Es una campaña extraña. Diez candidatos y su mayoría testimoniales porque casi no se les conoce su voz y su imagen. El favor mediático es tan solo para algunos pocos candidatos y otros eligen las redes sociales con videos cortos para exponer lo que van a hacer si llegan a sentarse en el sillón que ahora ocupa La Emperadora, quien últimamente en su portal -para apoyar a su candidata Lili “La Heredera”- dispuso colocarse a la misma altura de Dios para juzgar a “algunos candidatos” y acusarlos de “advenedizos” y ligados a la “ignominia”. O sea que hay que estar con Lili si queremos que Dios no nos castigue. Lo contrario sería votar por el Diablo y condenar a Allen a las tinieblas. Y por su lado, Lili, se la nota enojada y juzgando la moral de tan solo algunos candidatos, además de la acusación de no querer “vivir a todo color”. Tan solo en blanco y negro, en un cruel y atrasado tono daltónico para observar el futuro allense. Al oficialismo de Juntos con su visión mística y colorida de la realidad electoral se le contrapone una campaña llena de carteles. Los militantes colocan carteles sobre carteles y la situación resulta confusa. Leo que están Armando planes para Edgardo y Gustavo, mientras José Luis y Cora intentan colocar los suyos y a Cabó con las propuestas”.      

Otra de las cuestiones que se observan en esta campaña es copiarse de los que hacen otros. Bastó que uno de los candidatos ofrezca su casa para que otro haga lo mismo  asegurando que era más pro-gresista y que su casa resultaba más col.

Las encuestas de opinión siguen siendo un misterio y han perdido credibilidad porque han intentado dirigirlas, aunque consultadas algunas fuentes, consideran que como era de prever el partido ganador hoy es el PDI (Partido de los Indecisos), al igual que algunos candidatos han adquirido por buenas sumas de dinero kilos y kilos de “Me gusta”.

La campaña se vive con la indiferencia de la gente que hoy tienen otras prioridades, el misticismo oficial y las pretensiones de algunos medios de comunicación que junto a admiradores de Currán Barba intentan conducir y determinar la intención del voto al molino elegido.

Encuesta de opinión: ¿A qué asesor mediático o político le dicen El Loro porque hoy te picotea la oreja desde arriba del hombro y después te va a cagar la espalda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *