Últimas noticias

Es así

Por Dante Boela.

¿A quién saludan hoy por el Día del Periodista? ¿A los mensajeros del poder de turno? ¿A los operadores de promoción y constructores de alguna campaña ocasional en donde la facturación es más poderosa que el honor y la razón? ¿Al periodista militante del relato y la revolución inconclusa? ¿O los que sienten el oficio y ejercen con valentía la profesión? Todo se obnubila con la fragilidad de que cada vez existe menos espacio para creer con optimismo en un periodismo libre e independiente. Hoy es una buena ocasión para saludar a todos los hombres y mujeres que ejercen con valentía su profesión. Nuevos y  viejos laburantes de la información, de medios gráficos o audiovisuales, los surgidos a la luz de Internet. Para todos aquellos que asumieron como un deber informar al ciudadano, los de tinta y papel, las radios, los boletines electrónicos y los blogs. En este día, es bueno tomarse una licencia y agradecer a la familia que aguanta los eternos vaivenes de este oficio ingrato y apasionado y a todos los que buscan fantásticos horizontes para compartir.  Un sincero abrazo por ese pacto cotidiano con la verdad y sin miedos. Existen frases que se olvidan en algún lugar de un archivo pero otras recobran actualidad y más aún en este día: “Quienes ocupan puestos de autoridad deben soportar una prensa entrometida y obstinada a fin de preservar los valores más altos de la libertad de expresión y el derecho al pueblo a saber. Vivimos tiempos difíciles. No hay mejor válvula de seguridad para el descontento y el cinismo en relación con los asuntos de gobierno que la libertad de expresión en cualquier forma”. Lo dijo el juez de Nueva York,  Murray Gurfein hace más de 40 años. Otro apuntó que “el periodismo es publicar todo aquello que el poder no quiere” o “el privilegio de cambiar algo todos los días”. Son tiempos de escasa lujuria gastronómica. Nadie me ha invitado a un convite para compartir unos vinitos y unas empanadas. Ni pensar de los costillares de antaño. Solo. Solo sin poder compartir hacia dónde ira el periodismo que ha tenido la extensión de un océano y la profundidad de un centímetro de espesor. Quedo aferrado a la idea de Gabriel García Márquez: “Aunque sufras como un perro, no hay mejor oficio que el de periodista”. En estos días y caminando por el circuito del Chanchódromo, llegué a la esquina en donde alguna vez  estuvo el Monolito al Periodista Allense. Un homenaje que se supo construir durante la intendencia de Carlos Sánchez. Pero ya no está. Lo destruyeron en nombre del progreso. Las placas,  tiradas en el viejo Corralón Municipal. Quienes lo hicieron demostraron que no tienen ningún respeto por los periodistas.

 

El Día del Periodista se estableció en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba. Fue en recuerdo al primer medio de prensa con ideas patrióticas. El 7 de junio de 1810, Mariano Moreno fundó la Gazeta de Buenos Aires, primer periódico de la Independencia Argentina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *